Mastitis, ¿Qué debo saber?

Dayana Jácome

Mi nombre es Dayana Jácome, soy farmacéutica licenciada en la Universidad Complutense de Madrid, con más de 7 años de experiencia en atención farmacéutica, con masterado en Atención Farmacéutica por la Universidad de Miguel Hernández de Elche y asesora de lactancia a través de la formación Edulacta. Mamá de un niño que vino a cambiar mi vida y responsable de esta vocación tan bonita que he descubierto.

abril 23, 2021

Es uno de los problemas mas comunes en nuestra lactancia, lastimosamente, sobre todo, por malas técnicas aplicadas y malos consejos dados.

Conocer qué es, que es lo que pasa y por qué pasa, es importante, para que nuestra lactancia siga en marcha y no fracase.

¿En qué consiste?

  • Es una inflamación de uno o varios lóbulos de la glándula mamaria por una pérdida de equilibrio en nuestra flora bacteriana

¿Qué es la flora bacteriana?

Nuestro organismo está compuesto por muchas bacterias que nos protegen, la leche materna que producimos también las contiene, y son las que pasamos a nuestro bebé para poblar su intestino. Pero estas bacterias tienen que estar en un equilibrio, una ruptura de este equilibrio, puede desencadenar una infección.

¿Qué puede romper este equilibrio?

  • Por toma de antibióticos, ya que matan tanto las bacterias responsables de la infección que estemos pasando, como las que nos protegen. Es muy común que también nos prescriban antibióticos antes y durante el parto. Estos suelen ser los causantes de muchos problemas posteriores en la lactancia, algo muy a tener en cuenta.
  • Mal agarre que genera grietas (es una vía de entrada a bacterias externas, como de la piel por ejemplo, ya que no deja de ser una herida) y obstrucciones.
  • Mal drenaje del pecho, que puede venir a su vez por mal agarre o por un vaciado insuficiente de la glándula mamaria por parte del bebé.

¿Cómo sabemos si tenemos mastitis?

Existen varios tipos de mastitis, y hay algunas que están muy camufladas y pueden ser difíciles de diagnosticar.

  • Aguda: Es la mas común, normalmente su causa suele venir de un mal agarre u obstrucciones no resueltas. Los síntomas son dolor e inflamación de la glándula mamaria (aparece una mancha roja en el pecho), se nota el pecho muy caliente en una zona en concreto. La mamá puede presentar malestar similar al de una gripe (fiebre, dolor muscular, malestar general)
  • Subaguda:  Es mas difícil de diagnosticar ya que no suele haber enrojecimiento y el dolor es menor, mas soportable. Destaca porque se sientes unos pinchazos fuertes que irradian desde el pezón a la espalda (como agujas). La madre suele referir quemazón en el pezón.
  • Subclínica: son menos comunes y, por tanto, menos diagnosticadas. No llegan a doler, hay una sensación de pecho blando, como una disminución de la producción de leche.

Cada una está afectada por una bacteria diferente, saber diferenciarlas es clave para dar el tratamiento correcto en caso de que no se resuelva con los consejos siguientes en 48 horas.

¿Qué puedo hacer?

  1. Drenar el pecho todo lo que se pueda, máximo cada 2 horas. El bebé es quien mejor puede drenar ese pecho. Porque puede y debemos ponerlo al pecho, la infección no es perjudicial para el o ella.
  2. Colocar al bebé de tal forma que su barbilla haga presión en la zona afectada, para que libere en cada succión esa obstrucción.
  3. Aplicar frio para la inflamación, calor húmedo solo antes de la toma para dilatar los conductos y facilitar el drenaje de la leche, evitar aplicarlo cerca del pezón, pues si hay grietas, hay mayor riesgo de sobreinfección (el calor es un caldo de cultivo para las bacterias)
  4. Encontrar la causa de la mastitis para evitar su repetición (ej. mejorar el agarre si es el causante)
  5. Si hay grietas, curarlas con agua y jabón y mantenerlas al aire. Es una herida, se debe cuidar como tal.
  6. Descansar do lo que se pueda.

Si no se resuelve en 48horas seguramente necesitará un tratamiento antibiótico (si os prescriben amoxicilina, contactad con una especialista en lactancia (como yo :)), pues es aun antibiótico que ya ofrece muchas resistencias bacterianas y no resuelve la mastitis).

 

A tener en cuenta:

    • El bebe puede no querer ese pecho ya que la producción de leche se ve disminuida y la leche es mas salada, pero insistir, pues su drenaje es mucho mas eficiente que cualquier extractor.
    • Puedes continuar con la lactancia si prescriben antibióticos, son compatibles, que no te digan lo contrario.

 

¿Habéis tenido alguna mastitis? Os leo familias.

Imagen: https://pixabay.com/es/photos/lactancia-materna-madre-maternidad-2428378/

 

Quizás también te interese…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat