«Nuestros hijos, Nuestros maestros»

Carol Martinez

Psicóloga con experiencia de 13 años en análisis, evaluación, desarrollo y formación de personal a nivel organizacional. Actualmente certificada en disciplina asertiva, soy mamá a tiempo completo de Emma, con quién nos dedicamos a compartir nuestras experiencias y aprendizajes a través de nuestra cuenta en Instagram @creciendo_con_Emma

septiembre 17, 2020

No hay nada que se compare con la magia de la maternidad, pero también es cierto que este camino está colmado de momentos que nos abruman. Llegamos a encontramos con que literalmente no nos sentimos preparados para todo lo que implica ¡CRIAR UN HIJO!

Y es que nadie nos enseñó cómo ser padres, la única información de primera mano con la que contamos, es lo que recibimos de los nuestros mientras crecíamos (ellos hicieron lo mejor que pudieron con lo que tenían). Así que nuestros hijos llegan a nuestra vida como los más grandes maestros, porque nos muestran de frente y en letra MAYÚSCULA cada uno de los asuntos que tenemos pendientes por resolver con nosotros mismos y que se reflejan en cada uno de los “desafíos” que nos presentan.

Para muchos el deseo de ser los mejores padres, tiene que ver con encontrar la mejor manera de controlar, enseñar y en muchos casos “arreglar” en los niños lo que se necesite en cada etapa. Lo que no saben es que los niños no necesitan ser controlados, “adiestrados” o arreglados, ni mucho menos, que aquellos comportamientos que de sus hijos les molestan y en ocasiones les desespera, no tiene nada que ver con los niños y si tiene todo que ver con ellos mismos (los padres).

Cuando nos permitimos entender que el verdadero desafío es con nosotros mismos y que sólo cuando decidamos mirar hacia adentro, reencontrarnos con nuestra infancia y nuestro niñ@ interior e iniciar un proceso de reconciliación y sanación de las heridas que alberga nuestro ser, sólo entonces podremos comenzar nuestro proceso de verdadero crecimiento de la mano con nuestr@s hijo@s, desde el amor y el respeto, recibiendo los innumerables beneficios de sanar el pasado, vivir el presente y construir el futuro desde una crianza positiva.

Quizás también te interese…

6 Comentarios

  1. Sandra

    Espectacular mensaje, gracias por hacernos ver que en nuestro interior debemos sanar para poder emprender este valioso y magnifico camino de la crianza positiva…

    Responder
    • Dayana Jácome

      Gracias a ti por emprender este maravilloso camino hacia una maternidad consciente

      Responder
    • Carol Martinez

      Gracias a ti por abrir tu corazón a la reflexión y compartir tu emoción en este espacio! Definitivamente esta es la mejor manera de liberarnos de nuestro pasado, hacernos cargo de nosotros mismos y hacer los ajustes que necesitamos para construir una mejor relación con nuestros hijos

      Responder
  2. Andrea

    Que cierto!!! Nuestros hijos son nuestros grandes maestros de vida y nuestra misión entonces es con nosotros mismos, a sanar y reconciliarnos con nuestro niño interior. ❤️❤️❤️

    Responder
    • Dayana Jácome

      Eso es, primero debemos sanar nosotros, ellos solo vienen para darnos felicidad y debemos devolvérsela.

      Responder
    • Carol Martínez

      Definitivamente nuestros hijos llegan a abrirnos las puertas a las más grandiosas oportunidades de aprendizaje y crecimiento! Conectando y sanando con nuestro niño interior comenzamos el camino para conectar y sanar nuestra relación con ellos 🙂

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat